Tai Chi para la salud

El tai chi es un arte marcial procedente de china y con unas interesantes aplicaciones terapéuticas, que aporta beneficios tanto en el plano físico como en el mental. Con la práctica del Tai Chi para la salud, además de lograr la armonía con nosotros mismos, también lograremos estar en equilibrio con el universo.

La medicina tradicional china recomienda la práctica del Tai chi para el mantenimiento y el equilibrio de la salud física, mental y espiritual. Surgió como una disciplina de combate, aunque no siempre se ha utilizado como tal. Puede ser entendida como una serie de movimientos que dan forma a representaciones de la naturaleza. Su origen filosófico proviene del taoismo y aquel que lo practica es capaz de mejorar su propia energía (Chi), teniendo total control sobre ella y fortalecerla.

El Tai chi para la salud es empleado por muchos para mejorar su calidad de vida, física, mental y espiritual en nuestros cursos de taichi.

En China, trabajar en la dimensión espiritual es parte fundamental de la vida diaria, por ello que el Tai chi sea empleado como una forma de meditación. El cuerpo se mantiene relajado a la vez que se mueve lentamente y la fuerza es llevada al movimiento, por lo que la energía puede fluir de forma constante.

 

Profesor de Tai Chi

¿Qué puede supone para mi practicar esta disciplina?

La medicina occidental contempla los beneficios en personas que padecen alguna deficiencia en sus sistema inmunológico, el sistema circulatorio, sistema respiratorio (como problemas de asma), sistema reproductivo y el sistema digestivo. Por lo que esta disciplina tiene la capacidad de mejorar la tónica general del cuerpo y permitir que los sistemas se integren y funcionen en armonía y plenitud. También es importante la influencia que tiene sobre la flexibilidad al mejorar el funcionamiento de las articulaciones, aumentar y mejorar la musculatura y los huesos (previene de problemas como la osteoporosis). A nivel emocional es capaz de mejorar estados depresivos, la ansiedad y el estrés. Mejora notablemente la capacidad de concentración de quien lo practica y la voluntad.

Hay que tener en cuenta que al hacer ejercicio físico se liberan endorfinas. Las endorfinas son conocidas como las hormonas de la felicidad o de la eterna juventud. El practicar ejercicio físico, permite que estas hormonas sean liberadas dentro de nuestro organismo de forma continua y natural, por lo que el mantener un estado de ánimo estable es mucho más factible.

El Tai chi para la salud puede ser practicado por cualquier persona en cualquier etapa de su vida e independientemente de su sexo. En nuestras clases adaptamos las tareas a las capacidades de cada persona, siendo exigentes para la gente joven o con capacidades y adaptadas para personas de la tercera edad, debido a que no se requiere ni rapidez ni una gran fuerza física. Lo mejor practicar estas técnicas con un monitor de tai chi cualificado.. El Tai chi es tan completo que permite realizar ejercicio y meditar al mismo tiempo. Pocas son las prácticas que permiten que estas acciones se den de forma simultánea.

Contacta con nosotros

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Copia captcha