Taijiquan Jing “El clásico del Taijiquan”

¿Qué es el taiji? Nace del wuji y es la madre del yin y el yang.
Cuando se mueve, se divide. En reposo se reúne.

En movimiento el cuerpo entero debería ser ligero y ágil,
con todas las partes del cuerpo unidas como si hubieran enhebrado un collar de perlas.

El qi debe estar despierto, el shen debe estar reunido internamente.

Las posturas no deben tener defectos, sin huecos ni protuberancias.
En movimiento, las formas no deben llegar a desconectarse.

El jin enraizado en los pies, generado desde las piernas, controlado por la cintura y expresado a través de los dedos.

Si la correcta posición y coordinación no se alcanzan, el cuerpo entero estará desordenado
y no se moverá como un todo integrado.
La corrección de este defecto se deberá buscar en piernas y cintura.

El principio de ajustar piernas y cintura se aplica para el movimiento en todas las direcciones;
Hacia arriba o hacia abajo, avanzar o retroceder, izquierda o derecha.

Si hay un arriba, hay un abajo. Cuando avances, ten en cuenta la retirada,
Al golpear a la izquierda, pon atención a la derecha. Todos los movimientos están motivados por el yi, no por lo externo.

Si el yi quiere guiar el movimiento hacia arriba, debe simultáneamente dirigir la intención hacia abajo.
Alternar la fuerza de tirar y empujar corta la raíz del oponente
de manera que será derrotado con certeza y rapidez.

Insustancial y sustancial deben ser claramente diferenciados.
Todas las partes del cuerpo deben estar enhebradas sin el mínimo resquicio.
El changchuan es como un río que continúa sin cesar.

Rechazar, desviar, presionar, empujar, arrancar, dividir, codo y apoyar se equiparan a los ocho trigramas.
Los primeros cuatro son las direcciones cardinales: qian, kun, kan y li.
Los cuatro siguientes son las cuatro esquinas: xun, zhen, dui y gen.
Avanzar, retirar, contemplar, mirar y asentar se equiparan a las cinco fases: metal, agua, madera, fuego y tierra.
Todos juntos forman las “Trece fuerzas”.

 

Notas

En ocasiones erróneamente titulado “Taijiquan Lun” (Teoría de taijiquan). Los nombres de “Taijiquan Jing” y “Taijiquan Lun” se han usado indistintamente para denominar a los dos “clásicos” principales. Aunque los dos textos parecen ser de alguna manera variantes el uno del otro (compartiendo introducciones y otros temas), difieren sin embargo en sus temáticas principales. Esta pieza del “clásico” lidia con temas de estructura, energía vital, intención y el manejo del propio cuerpo mientras se practica el taijiquan.

Atribuido indistintamente a Zhang Sangfeng, Wang Zhongyue y Wu Yixiang. En ocasiones se adjunta una nota, tanto en el Taijiquan Jing como en el Taijiquan Lun atribuida a Yang Luchan que dice “Este tratado fue dejado por el patriarca Zhang Sangfeng de la montaña Wudang con el deseo de ayudar a las personar de cualquier lugar a alcanzar la longevidad y no sólo como el medio para alcanzar la habilidad marcial”.

Traducido e interpretado del chino al inglés por Sam Masich
Traducido e interpretado del inglés al español por Javier Arnanz