Explicando los Principios del Taichi – Taiji fa shuo. Parte 10

Facebooktwittergoogle_plusmail

En los dos capítulos de hoy, Yang Banhou nos habla sobre la estructura, un recuerdo a los 10 principios básicos y añade una referencia entre el taiji y las estaciones y cinco fases o direcciones.

太極平凖腰頂解
24. La alineación apropiada de la cintura y la coronilla en el taiji

頂如凖故云頂頭懸也兩手即平左右之盤也腰即平之根株也立如平凖所謂輕重浮沉分厘絲毫則偏顯然矣有凖頂頭懸腰之根下株尾閭至囟門也上下一条線全憑兩平轉變换取分毫尺寸自己辨車輪兩命門一纛搖又轉心令氣旗使自然隨我便滿身輕利者金剛羅漢煉對待有往來是早或是晚合則放發云不必凌霄箭涵養有多少一氣哈而逺口授須秘傅開門見中天

Su cabeza es como un palo centrado, como en «su cabecera está suspendida», y con sus manos haciendo las bandejas a cada lado, su cintura siendo la base de la plataforma, está «de pie como una balanza». Ya sea que recibas la más mínima ligereza o pesadez, flotando o hundiéndose, la inclinación de las bandejas a cada lado te lo revelará todo. Con tu coronilla suspendida y la cintura enraizada por debajo, estás conectado desde el sacro al cráneo.

De pie en una línea vertical,
Todo depende de una rotación horizontal.
Mis adaptaciones pueden captar el cambio más pequeño,
puedo distinguir todas las medidas.

Rotando mi cintura,
Se agita la gran bandera.
Mi mente envía el comando, la energía lleva los estandartes de dirección
y me muevo naturalmente con facilidad.

Todo mi cuerpo está activado
como un guerrero arhat (en sánscrito, iluminado) endurecido.
En la lucha,
uno se anticipará o retrasará.

Uniéndome al oponente, lo despido lejos,
pero no es necesario que trate de lanzarlo por los aires.
Con una cantidad de poder contenida,
Sólo necesito expresar un «¡ha!» y él va lo suficientemente lejos.

Pero esto es algo que hay que enseñar personalmente
para que la puerta se abra y se perciba la visión.

太極四時五氣解圖
25. Un mapa de taiji de las cuatro estaciones y cinco energías (e.d. Cinco elementos)

S: verano / fuego / “he” (regañando)
E: primavera / madra/ “xu” (silenciando) (taiji) W: otoño /metal / “xi” (suspirando)
N: invierno / agua / “chui” (jactando)
Centro: tierra / “hu-xi” (respirando)

 

 

Traducción por Javier Arnanz del Blog de Brennan Translations

Puedes ver las entradas anteriores:

Facebooktwittergoogle_plusmail