Es la hora de salir a la calle

Facebooktwittergoogle_plusmail

Ya ha entrado el calor de lleno y entran ganas de salir al parque a disfrutar de la práctica con el fresco de la mañana. Entrena fuera lo máximo posible. Hacer ejercicio en la naturaleza fortalece el sistema inmunitario, como si fuera una buena vacuna. Al practicar Qigong o Taiji al aire libre puedes ayudar al suministro de sangre, oxígeno y energía del cuerpo y a la estimulación del crecimiento de las células. El aire fresco y los cambios de temperatura refuerzan estos efectos positivos todavía más. Además, el estrés es perjudicial y puede debilitar el cuerpo. Hacer Qigong o Taiji es el canal perfecto para aliviar el estrés, ya que ayuda al cuerpo a enfrentarse mejor al cortisol, la hormona del estrés. Así que además de ponerte más en forma y más atlético/a, la práctica también te ayuda a estar encontrar la relajación, estar en equilibrio contigo y a mantener la salud.

Si puedes practica con otras personas de forma continua, intercambia consejos e inspírate en el esfuerzo de otros al sacar tiempo para su entrenamiento. La constancia es la clave. La temporada se está terminando, pero tu práctica debe continuar durante el verano. La clave está en el hábito y éste se mantiene con fuerza de voluntad. Estar saludable es una carrera de fondo, no un sprint y si no desfalleces ¡andarás por la vida saludable, en forma y más atractivo/a!

Facebooktwittergoogle_plusmail