Baduanjin. Consejos para la práctica

Facebooktwittergoogle_plusmail

La práctica de la rutina debe ser algo más que una simple repetición de ejercicios. Cada forma de Qigong de Salud está centrada en desarrollar unos aspectos concretos o generar unas dinámicas energéticas particulares. Si no somos conscientes de esto, no podemos desarrollar el potencial de la práctica.

 

Relajado, calmado y natural

Alcanzar una relajación adecuada es un proceso progresivo que permite que cuerpo, mente y respiración se liberen de toda tensión. Sólo podemos tener una mente en paz y un buen estado de ánimo realizando los ejercicios con total concentración y sin distracciones. La relajación y la calma se complementan y son inseparables.

La naturalidad en el movimiento implica que cuerpo, respiración y mente funcionen sin tensión y de manera armoniosa. Esto sólo lo podemos conseguir a través de una práctica regular, consistente y concienzuda.

Preciso pero flexible

La primera tarea del practicante es dominar las posturas básicas del cuerpo, lo que se puede hacer mediante un trabajo específico de zhan zhuang con cada ejercicio y poco a poco estudiar las direcciones, ángulos y manera de aplicar la fuerza en cada postura.

Todos los ejercicios se deben adaptar cuidadosamente a las condiciones físicas del practicante, especialmente con ancianos y enfermos.

Combinar práctica y conservación

La práctica es el proceso que combina los movimientos corporales con la regulación del estado psicológico y el proceso de respiración. La conservación es el estado mental y corporal relajado, cómodo y natural adquirido tras la práctica. Práctica y conservación están estrechamente ligados e influenciados mutuamente.

El tiempo, la intensidad y número de repeticiones debe ajustarse a la condición física del practicante para poder alcanzar un balance adecuado entre mente, cuerpo y circulación de la energía interna. Esta combinación se relaciona con la vida diaria de la persona. Llevar una vida normal y ordenada y ajustar de manera ordenada las actividades diarias aumentan los efectos de los ejercicios y mejora la salud.

Progreso graduado

El Ba Duan Jin comprende ciertas dificultades en cuanto a exigencia física y coordinación que puede puede provocar rigidez o nerviosismo ante la “necesidad” de hacer bien el movimiento o la ansiedad por aprender el nuevo material.

Con los métodos y tiempos correctos, las posturas irán siendo adecuadas, los movimientos continuos, la respiración relajada y la capacidad de control aumentará. Cada vez se entenderán mejor los ejercicios y se podrá estar más atento a los detalles de los mismos.

Al principio es recomendable respirar con naturalidad y sólo empezar a ser más exigente con la respiración al aumentar la destreza en los movimientos. Entonces empezaremos con una respiración abdominal y la coordinaremos con el movimiento. Siguiendo los principios de una práctica correcta de la respiración, esta debe ser larga, profunda, proporcionada y sutil. Poco a poco se alcanzará la coordinación orgánica entre movimiento, respiración y mente.

Los efectos de la práctica serán diferentes en cada persona, pero se conseguirán de manera gradual siguiendo un buen método de entrenamiento, dedicando tiempo de práctica, siendo constante y respetando los ritmos de aprendizaje y sobre todo, bajo una supervisión de una persona capacitada para su enseñanza.

Se ha comprobado en numerosos estudios que la práctica regular del Ba Duan Jin mejora el sistema respiratorio y el sistema nervioso, fortalece las extremidades, flexibiliza las articulaciones y aumenta el equilibrio. Asimismo, mejora la función cardiovascular y ayuda a mejorar enfermedades como la arteroesclerosis coronaria y la osteoporosis. Fortalece el sistema inmunológico, retrasa el envejecimiento y mejora la salud mental.

Los movimientos siguen un orden que es importante respetar ya que cada movimiento parte de los resultados del que le precede y le prepara para el siguiente, realizando un ciclo completo con un principio y un final.

Un entrenamiento regular y adecuado del Ba Duan Jin puede ayudarte a mejorar y mantener tu salud.

Puedes ver una versión extendida de este y otros muchos artículos en Patreon.

Material desarrollado para el curso de instructores de Qigong de Salud del Instituto Movimiento y Salud

 

Facebooktwittergoogle_plusmail