10 razones por las que deberías conocer a Chi Kung, el primo menos popular de Yoga

Facebooktwittergoogle_plusmail

Si buscas aumentar tu energía y calmar tu mente conozco a alguien que tienes que conocer: Su nombre es Chi Kung. Es el primo menos sexy y fácil de subestimar de Yoga y Meditación, pero es fantástico.

Chi Kung viene de China y su nombre significa “trabajo con energía”. Como su prima india, Yoga, a Chi Kung le gusta unir el cuerpo, la respiración y la mente. Es menos vistoso y llamativo que su prima india, pero no lo pases por alto, esas aguas tranquilas corren profundas.

Aquí tienes 10 razones por las que te encantará llegar a conocer a Chi Kung:

  1. Es un sanador increíble. Puede reducir la sintomatología de la artritis, dolor crónico, presión arterial elevada, fatiga, diabetes así como los síntomas asociados al cáncer y su terapia; mientras aumenta tu sistema inmunológico, energía, densidad ósea, mejora el sueño, el estado de ánimo y equilibrio. Además es muy serio, porque tiene muchos estudios que lo prueban.
  2. Tiene más de 3000 años y se conserva genial. Tiene unas curvas fantásticas en vez de las líneas rectas y ángulos de su prima Yoga. Chi Kung se mueve en círculos y espirales, fluye.
  3. El es modesto. No hay nada ostentoso en él. Sus movimientos son lentos, conscientes, elegantes y enérgicos. Aunque es fantástico desarrollando fuerza y equilibrio, sus movimientos no son particularmente complicados y probablemente no le verás en la portada de una revista deportiva de moda. No hacen falta mallas ajustadas para disfrutar de su compañía.
  4. El es energizante. Después de pasar un rato con él, te sentirás más fuerte y móvil en tu día.
  5. Es ameno para pasar el rato. En contra de su primo Meditación (que es genial, pero afrontémoslo, en ocasiones puede ser un poco rígido), Chi Kung no te pide que te sientes y trates de no prestar atención a tus pensamientos. En cambio te ayuda a que se calme tu mente y sistema nervioso dándote muchas cosas a las que prestar atención como tu respiración o movimientos simples que se repiten.
  6. Te ayudará a relajarte. Puede con la ansiedad y el estrés y puede que hasta duermas mejor.
  7. Te ayudará a evadirte de tu mente mejor que Yoga. No me malinterpretes, siempre querré a Yoga, pero a veces, todo lo que hace resulta tan desafiante que parece “la mente sobre el cuerpo” en vez de una unión mente-cuerpo. Puede resultar difícil estar en contacto con tu cuerpo mientras que al mismo tiempo tratas de dominarlo. Con Chi Kung, la lucha para hacerlo “correctamente” o hacerlo parecer a lo que hace otra persona desaparece. La simplicidad de sus movimientos hace que resulte sencillo sentir el “chi” recorriendo tu cuerpo y entre tus manos.
  8. El te hará sentir bien. Te querrá independientemente de lo fuerte y flexible que seas y tu también le querrás.
  9. Te ayudará a querer a tu cuerpo. En vez de hacerte ver tu cuerpo como algo que necesitas ignorar o transcender (Como algunas veces pide Meditación), Chi Kung te anima a sintonizar con tu cuerpo como foco para la concentración. Tu cuerpo se convierte en el portal para descubrir capas más sutiles.
  10. El es sofisticado. Tiene diferentes rutinas para cada sistema del cuerpo. Incluso te puede enseñar puntos que los acupuntores utilizan para que el Chi se mueva adecuadamente.

Artículo traducido “con ciertas licencias” de Brodie Welch para www.MovimientoySalud.es. Puedes ver el original en este enlace.

Facebooktwittergoogle_plusmail